cdikkms 1 comentario

Hoy en día, vemos por los medios de comunicación, una serie de noticias sobre violencia de género, asesinatos, secuestros, violaciones, mutilaciones, raptos. A muchos se les quita las ganas de salir a la calle a dar un simple paseo siendo espectadores de tantos actos de este tipo sobre personas inocentes.

Ahora, la pregunta es ¿es mejor vivir con el pensamiento de que “…esto les pasa a otros…pero no creo que me pase a mi?”… La respuesta a esa pregunta, seguramente creían tenerla las miles de personas a las cuales la violencia les ha marcado de por vida. ¿Quién hoy en día se puede sentir 100% seguro en su entorno?

En IKKMS no entrenamos a nuestros alumnos para vivir en una continua Paranoia de la auto protección, pero sí que le enseñamos a ser cautos y vigilantes con su entorno y ser muy desconfiados cuando las situaciones o el entorno lo requieran. Debemos convertir esa vigilancia y desconfianza en actos “mecánicos”, reacciones sin pensar el cómo ni él cuando,…simplemente reaccionar de forma refleja, al igual que cuando nos pica la cabeza no nos paramos a pensar con que mano nos vamos a rascar.

agresion1La reacción del Kravist siempre va ligada a la rapidez con la que detecten el peligro. Hay maneras de entrenar la reacción con un simple juego que os vamos a aconsejar. En vuestra vida cotidiana seguramente tomareis el autobús, estaréis sentados en un bar tomando algo, o en un parque sentados descansando, sacando el coche del parking o simplemente caminando por la calle hacia nuestro trabajo u hogar. Pues bien, debemos imaginar en los distintos escenarios situaciones posible de ataque o agresión. Por ejemplo, si estamos sentados en un autobús, puedo entrenar mi mente imaginando que haría yo en caso de que el señor que está sentado a dos asientos más allá del mío se levantara y fuera hacia mí a realizar una agresión, o que estando en un parking, alguien me empujara contra mi coche y comenzará un atraco por la espalda,….etc.…. Con este simple “juego” vamos a crear un precedente en nuestro subconsciente para que si alguna vez nos encontramos en alguna situación similar a las descritas, nuestra primera reacción siempre sea la defensa y nunca la sorpresa.

Es muy importante dominar las situaciones. Incluso antes de producirse una agresión directa, podemos llegar a evitarla dando muestras de seguridad y control de la situación frente a un posible agresor. El simple hecho de que nuestra mirada sea segura y firme puede ser una garantía de éxito. Hay que lograr que nuestra respiración este controlada y no agitada y nuestra voz no llegue al extremo de llegar a no poder articular una respuesta clara y contundente, sino todo lo contrario, conseguir que nos entiendan cuando respondamos.

Los agresores potenciales intuyen el miedo, saben perfectamente cuando están logrando que agresion2la victima entre en un estado de pánico, de shock, ellos ya han hecho sus acciones muchas veces y saben controlar estas situaciones dado su “entrenamiento delictivo”. Por ello, el romper ese dinámica de actuación del agresor mediante nuestra actitud firme y segura, hará pensar seguramente al violento, de que quizás seamos una presa más difícil de conseguir y no perderá el tiempo en una guerra en la cual no le va a interesar entrar….seguramente busque otra víctima más fácil para sus intenciones.

Quizás en el momento del comienzo de la agresión, tanto verbal como física, nuestra mente quede bloqueada de forma instantánea, el shock emocional que se produce el ver como una persona que no conoces de nada se abalanza contra ti, te chilla, te agarra,….. Puede llegar a causar tu bloqueo en todos los sentidos. Como ejemplo a esa sensación, imaginad a una persona que cruza una calle sin darse cuenta de que es una carretera, de repente, un coche que llega con velocidad y se abalanza contra esta persona, el peatón seguramente quedará paralizado. En vez de saltar hacia cualquier punto para alejarse del accidente, tomará de una forma inconsciente, la decisión de quedarse paralizado agresion4esperando el fatal desenlace. Si esa misma persona, hubiera sido víctima varias veces de ese tipo de accidente, os aseguro que tomaría una rápida decisión y no quedaría bloqueada, sino al contrario, reaccionaría de manera rápida y segura. Pues bien, llevar este ejemplo a las situaciones de agresión. Si estáis entrenados tanto técnica como mentalmente, sabréis qué decisión tomar de la manera más rápida y efectiva.

A veces salir de ese estado se puede llegar a conseguir con el simple hecho de “morderse el labio” o bien llevar a nuestra mente el pensamiento “…si yo sufro y salgo mal parado, mi familia, mis amigos….todos sufrirán por mi….”. Esto hará que vuestra reacción, en el momento de usar las Técnicas Krav Maga, sean de un nivel de agresividad y contundencia que hará que vuestra fuerza se triplique, no solo por vuestro poderío físico, sino también por vuestra voluntad de sobrevivir, de salir con vida o el menor daño posible de una situación violenta.

Ser muy agresivos en el momento que “la guerra comience”.

articulo-goyo

— One Comment —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>